Editorial Opinion Politica local

Cuando el “Miente, Miente, que algo queda” es una Mentira y la Apología a las Redes Sociales

Por favor, más respeto por la gente, por su opinión y su juicio. El hombre y su tiempo en la caverna, como lo describió​ Platón, ya es cosa del pasado. Hoy somos una sociedad más crítica y mucho más empoderada. Los casablanquinos no escriben “mugres” en las redes sociales, como lo dijo el alcalde Martínez, o todos los Facebook no están llenos “fake news”, como lo señaló Ordóñez, sino que todo es solo el reflejo de un descontento generalizado, que exige lo que un día un papel y lápiz, le concedió. Señores políticos, como dice el dicho, “La política es sin llorar”. Hagan su trabajo y asuman sus errores.

Cuando “el cojo culpa al empedrado” es dar un ejemplo del cómo muchas veces los seres humanos no reconocen que los problemas o errores son de nuestro lado, pero queremos imputarlos a un tercero con el fin de evadir nuestra responsabilidad. Hoy, para algunos, la culpa es de las redes sociales y para otros, todo obedece a intereses netamente políticos. Pero, al igual que el cojo, se olvidan que la municipalidad presenta evidentes irregularidades administrativas, las que son de absoluta responsabilidad del alcalde y de sus colaboradores cercanos. Al menos la legislación así lo dice, cuando le otorga a la primera autoridad comunal “LA SUPERVIGILANCIA TOTAL DEL MUNICIPIO”.

Por su parte los concejales Aranda y Ordóñez, han tenido es sus manos la posibilidad de hacer algo de justicia, pero simplemente a vista de muchos, lo han desperdiciado. Como lo dice Francisco Riquelme en su columna de un diario regional “La dupla Ordóñez y Aranda perdió ante la ciudadanía su rol de oposición. En esto Aranda ha sido el principal responsable, muy benevolente y reverente con el exadministrador”.

La aseveración que hace el periodista Riquelme en contra de Aranda y Ordóñez, es muy cierta y es algo que muchos saben, pero que pocos se atreven a decirlo… Solo recordemos que en un concejo municipal, el concejal Aranda, hizo una verdadera apología a Barros, la cual según el comentario de algunos, estuvo al borde de sacar lágrimas en los presentes en esa oportunidad. De hecho, el exalcalde Manuel Jesús Vera, estuvo presente en esa oportunidad, señalando que “Lo que hizo Aranda es una aberración…realmente se pasó, al defender de tal manera lo indefendible de Barros” dijo el ex edil.

Ahora, los concejales Ordóñez y Aranda, declararon en el último concejo que “no están dispuestos a concurrir con su voto para que con fondos de todos los casablanquinos el municipio entregue a un funcionario de absoluta confianza del alcalde y que se le pague por indemnización, todo esto es muy extraño” – sentenció Ordoñez… Sin embargo, ambos concejales socialistas, tuvieron la oportunidad en sus manos para lograr la destitución del hoy tan cuestionado Alfonso Barros, cuando los concejales Duran y Salazar, le propusieron al alcalde Martínez, que de acuerdo las atribuciones, aplique lo que dispone la Ley Orgánica 18.695 en su artículo 30. No obstante a lo anterior, Ordóñez y Aranda, acuerdan la remoción en complacencia con Martínez, lo cual hoy tiene como consecuencia, que el exadministrador municipal continúe dentro del municipio en la dirección del SECPLA con una demanda por 100 millones en contra de su mismo empleador. Ojo! Esto no es invento de las redes sociales, ni de este Diario, pues está en las actas y en varios videos que circulan por internet…

En consecuencia, la Municipalidad de Casablanca, está envuelta en un verdadero torbellino político, que evidentemente tiene diferentes connotaciones según los intereses de cada parte involucrada. Algunos políticos dirán que todo está bien, pero otros que todos está mal. Pero existe una verdad intermedia, y es justamente esta verdad, la cual los medios de comunicación debemos declarar. Pero además, hagamos justicia con las tan “mancilladas” redes sociales.

“El alcalde Martínez trata los comentarios en su contra como de “mugres”, por su parte la concejal Ordóñez se refiere a ellos como “fake news”, quizás lo que ambos ediles no consideran, es que detrás de las redes sociales hay personas de “carne y hueso”. Personas que sienten, que se frustran y que además se indignan ante las injusticias sociales y la pasividad de algunas autoridades ante tales actos”

Solo aclarar como recordatorio final, que la expresión en una democracia, es parte del capital de una libertad constituida como un derecho fundamental. HOY EN DIA están las redes sociales como una herramienta más, para ejercer ese derecho en democracia. Cuando el “miente, miente, que algo queda” se trasforma en una mentira, estamos tratando peligrosamente de coartar en cierto modo nuestra propia democracia, con las artimañas de la tergiversación maliciosa o simplemente, con el ejemplo popular acerca de que “el cojo solo culpa al empedrado” de su desequilibrado caminar.

“Este ultimo tiempo se ha hecho común por algunos políticos de todos los colores, el usar la frase “miente, miente, que algo queda”, para evitar ser vinculados a una verdad evidente que algunos no quieren que les enrostren. También, suelen llamar a todo documento o noticia de internet como “fake news”, para decir que las noticias que no conviene que se sepan, se denominen mejor como falsas noticias. Pero la verdad es concreta y dura como la piedra, y salvo el fanatismo de algunos subjetivos adherentes, el grueso de la población finalmente descubre cuando se trata de engañarlos”

Por favor, más respeto por la gente, por su opinión y su juicio. El hombre y su tiempo en la caverna, como lo describió​ Platón, ya es cosa del pasado. Hoy somos una sociedad más crítica y mucho más empoderada. Los casablanquinos no escriben “mugres” en las redes sociales, como lo dijo el alcalde Martínez, o todos los Facebook no están llenos “fake news”, como lo señaló Ordóñez, sino que todo es solo el reflejo de un descontento generalizado, que exige lo que un día un papel y lápiz, le concedió. Señores políticos, como dice el dicho, “La política es sin llorar”. Hagan su trabajo y asuman sus errores.

Editorial Opinión

Foto: Corresponde a una actividad pública de aniversario, donde figuran los concejales Aranda, Ponce y Ordoñez y el en entonces Alcalde (s) Alfonso Barros