Columnas de opinión en Radio Ruta Opinion

“Cuidado Personal y Derecho de Visitas” Columna de opinión del abogado Carlos Rivers

Qué hacer en caso de padres separados y como regular estos derechos de la infancia. Léalo en esta columna, acerca el Cuidado Personal y Derecho de Visitas

Cerca del 75% de los niños inscritos en Chile durante 2018 nació fuera del matrimonio. Ya en el año 2016, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) ubicó a Chile como el líder de la lista de Estados con mayor cantidad de niños nacidos fuera del matrimonio.[1] Cifra que ha ido en aumento desde la década del 50 a la fecha. Por tanto, resulta urgente y apremiante establecer los derechos básicos de todo niño al Cuidado Personal der sus padres y a tener una vinculación efectiva y cercana con ellos, lo que se conoce como Derecho de Visitas o Relación Directa y Regular. 

Estos derechos, entendidos como obligaciones entre padres e hijos están regulados en el Código Civil, en el Libro I de las Personas, puntualmente en el artículo 224 y siguientes. Cabe precisar que durante el año 2013, se creó un nuevo derecho cual es el derecho o principio de la corresponsabilidad, que resulta que ambos padres, vivan separados o no, tienen iguales derechos y obligaciones en la crianza y educación de sus hijos.  

El derecho de Cuidado Personal y Relación Directa y Regular, se puede establecer de mutuo acuerdo, mediante escritura pública ante notario o acta extendida ante oficial de Registro Civil; o bien, mediante un proceso de mediación que finalmente concluye con una sentencia judicial que determinar aquel de los padres que detentará el cuidado personal del hijo y la Relación Directa y Regular que tendrá aquel de los padres que no tenga su cuidado. Es importante señalar que el tribunal, al momento de fijar estos derechos, debe tener presente, entre otros factores, la vinculación afectiva del niño con sus padres, la aptitud de estos para garantizar el bien estar de su hijo (a); la actitud para cooperar con el otro de los padres; la opinión expresada por el hijo, cuando tiene la edad suficiente para emitirla, entre otros. 

En el caso de la Relación Directa y Regular, el juez debe determinar, la edad del niño, la vinculación efectiva y el régimen de cuidado personal que exista. También es preciso señalar que en caso de inhabilidad física o moral de los padres, el cuidado personal puede ser confiado al otro de los padres, o cuando, por motivos calificados, la Relación Directa y Regular resulte perjudicial para el niño, el tribunal podría suspenderla por un tiempo determinado, sobre todo cuando existen conflictos que solo el tiempo puede superar, o cuando hay antecedentes por adicciones u otros similares. 

Carlos Rivers, abogado

 

[1] Fuente: La Tercera https://www.latercera.com/nacional/noticia/cerca-del-75-los-ninos-inscritos-2018-nacio-del-matrimonio/480917/