Actualidad Comunal Sociedad y Cultura

EL día en que el Mundo conoció la Casablanca del Alcalde Manuel Jesús Vera

El día 17 de abril del año 1998, El Presidente de Estados Unidos Bill Clinton, visita el Valle de Casablanca y el alcalde de entonces, Manuel Jesús Vera Delgado, se mando una frase que daría la vuelta al mundo: “Esta es mi Casablanca y aquí mando yo, cuando usted me invite a su Casa Blanca, mandará usted” Sonrisas y palabras de gratitud, de parte del presidente estadounidense, fueron parte de este hecho político. Probablemente el más importante en la historia de la comuna de Casablanca.

Entre los días 17, 18 y 19 de abril de 1998 se desarrolló en Santiago de Chile la denominada Cumbre de las Américas, la cual reunió a todos los mandatarios del continente en torno a una serie de actividades protocolares y búsqueda de acuerdos comerciales.

El presidente de Chile en ese entonces era Eduardo Frei Ruiz-Tagle y la primera dama era Marta Larraechea. Ambos estuvieron encargados de recibir a una serie de presidentes que llegaron hasta la capital con amplios dispositivos de seguridad.

No obstante, la gran expectación en ese entonces estaba marcada por la llegada del presidente de Estados Unidos Bill Clinton. Conocido en ese entonces por un gran carisma.

CASABLANCA, EL PUEBLO ELEGIDO POR UN PRESIDENTE DE LOS ESTADOS UNIDOS

El presidente de Estados Unidos Bill Clinton, acompañado por el entonces presidente de Chile Eduardo Frei Ruiz-Tagle, se transforman en los invitados de honor de una ciudad conmocionada por vez primera (y quizás la única vez en su historia) que es visitada por un presidente de la primera potencia mundial. El anfitrión es el alcalde Manuel Jesús Vera Delgado, quien tendría muy buena afinidad y llegada con el “carismático” presidente norteamericano. Fueron muchos medios internacionales que destacaron la visita del presidente Clinton al valle de Casablanca y en especial las ”anécdotas” vividas entre ambas autoridades. De hecho fue tanto el agradecimiento del presidente Bill Clinton con el alcalde Manuel Jesús Vera Delgado, que el edil de la comuna de Casablanca recibiría a posterior una carta firmada por el mismísimo presidente de los Estados Unidos, agradeciendo la hospitalidad y un traje de huaso que el alcalde Vera le había obsequiado al presidente estadounidense.

De izquierda a derecha Bill Clinton (Presidente de Estados Unidos) Eduardo Frei Ruiz-Tagle (Presidente de Chile) y Manuel Jesús Vera Delgado (Alcalde de Casablanca) en plena ovación después del discurso del presidente estadounidense.

LA ANÉCDOTA QUE LOS MEDIOS DEL MUNDO DESTACARON

Dentro de las conversaciones que sostuvieron el presidente Bill Clinton con el alcalde Manuel Jesús Vera Delgado, se destacó mucho la que hacía relación con “ambas casablancas”, entendiéndose que la casa de gobierno de Estados Unidos es conocida y llamada WHITE HOUSE, es decir, Casa blanca, como el nombre de nuestra ciudad. “Esta es mi Casablanca y aquí mando yo, cuando usted me invite a su Casa Blanca, mandará usted” seria la célebre frase que dejaría asombrado al entonces hombre más poderoso del Mundo, quien solo esbozaría una cálida sonrisa ante la sorpresiva “salida” del alcalde Manuel Jesús Vera Delgado. El edil casablanquino, habría logrado cautivar al carismático Bill Clinton, considerado por muchos como uno de los presidentes de mayor popularidad ciudadana entre los estadounidenses, una popularidad quizás solo comparable  alcanzada por el presidente Barack Obama. Por su parte y en el contexto local, el alcalde Manuel Jesús Vera Delgado, también gozaba de una tremenda popularidad, que le permitía ser elegido y reelegido con las votaciones más destacadas en todo el distrito de nuestra circunscripción.

Nota internacional que cita un extracto de las palabras que Bill Clinton (Presidente de Estados Unidos) diera en su visita a la comuna de Casablanca el 17 de abril del año 1998

EL DIA EN QUE EL MUNDO CONOCIO A CASABLANCA DE CHILE

Cuando han trascurrido más de 20 años desde cuando Casablanca estuvo en los ojos del mundo, gracias a la visita de un presidente de Estados Unidos, hemos querido recordar esta noticia que hizo que el nombre de Casablanca cruzara nuestras fronteras. Este hecho hizo que los medios de comunicación de todo el mundo destacaran la sorpresiva e inusual visita del presidente de la primera potencia mundial a un pueblo que hasta entonces solo se hacía conocer por los vinos de este valle, pero solo quizás por los conocedores de la actividad vitivinícola. Esta vez fue distinto, la expectación fue total y solo con los años se ha podido tomar real importancia de la gestión del alcalde Manuel Jesús Vera Delgado, que gracias a sus contactos y amistades, logró lo que hoy parecería imposible: Hacer sonreír y reflexionar en gratitud, al presidente más importante del planeta.

Bill Clinton (Presidente de Estados Unidos) luciendo alegremente el traje de huaso de parte del alcalde de Casablanca Manuel Jesús Vera Delgado. Destacado por un periódico internacional.

Los medios internacionales destacaron las palabras de gratitud que el presidente estadounidense Bill Clinton, dedico en su discurso al alcalde Manuel Jesús Vera Delgado, junto a toda su comunidad y los gestos de cariño que encontró en este pueblo ubicado al fin del mundo de la Sudamérica pocas veces retenida en la memoria o conocimiento de los grandes potencias de la orbe.

“Gracias a todos por hacer que Hilary y yo nos sintamos tan bienvenidos en este hermoso pueblo de ustedes” Fueron las primeras palabras del presidente Clinton, quien destacó y pidió un aplauso para el grupo que brindó unos pasos de cueca, también palabras para la maravillosa banda de música del Colegio Salesiano de Valparaíso,  y la gente que lo visito y aplaudió aquella tarde del medio día del 17 de abril 1998.

Carta que enviaría meses después Bill Clinton (Presidente de Estados Unidos) al alcalde de Casablanca Manuel Jesús Vera Delgado, como gesto de gratitud por el recibimiento que tuvo el mandatario estadounidense durante su visita a la comuna de Casablanca.

SOLO VERA SUPERA A VERA

La historia dice que gracias a la estrecha amistad entre el alcalde Manuel Jesús Vera Delgado y el entonces embajador de Chile en Estados Unidos, se hizo posible lo que para muchos sería una utopía. El presidente Bill Clinton, venía a Chile con una agenda muy estrecha que prácticamente se centraba en la Cumbre de las Américas, que se llevaría a cabo en Santiago durante los días 17, 18 y 19 de abril de 1998. Principalmente el tema de seguridad era un hecho que haría casi imposible que el presidente estadounidense considerara salirse del protocolo que involucraba casi exclusivo lo relacionado con la cumbre. Quizás Clinton, se vio motivado por conocer “la otra Casablanca”, la Casablanca del alcalde Manuel Jesús Vera Delgado…y, el edil del valle,  logró conseguirlo…

Pero el alcalde Manuel Jesús Vera Delgado, también consiguió que este planeta lleno de tantos acontecimientos, ponga por lo menos por un día, su mirada en un pueblo donde la vida parece trascurrir solo para nosotros. Un reconocimiento al edil casablanquino, que no solo es recordado por ser pionero en luchar por los principios de la justicia social, cuando nadie antes hablaba de ellos. No solo es recordado por ser el precursor de la urbanización de las calles, la mayoría de tierras antes de la década de los años 90. No solo es recordado por su empuje y gestión en las primeras villas y poblaciones que hoy cobijan a miles de nuestros residentes. No solo es recordado por ser un alcalde que acostumbraba a recorrer su pueblo a pie a toda hora y que con sigilo y solidaridad, quizás inspirada en su guía el Cardenal Raúl Silva Henríquez, fue en auxilio de más que uno y otro vecino con necesidades. Sino que además, como dice nuestro artículo, es recordado por ser el gestor, anfitrión y responsable de recibir al hombre más poderoso del mundo, al mismismo presidente de los Estados Unidos, y junto a ello lograr que el Mundo conociera al Casablanca de Chile. La otra Casablanca, la Casablanca del alcalde Manuel Jesús Vera Delgado.

 

Editorial

Diario Ruta Casablanca