Actualidad Regional Viña del Mar

Hospital Dr. Gustavo Fricke entrega recomendaciones para tratar a pacientes cardiovasculares durante la pandemia

Médicos tratantes siguen de cerca el estado de salud de sus pacientes a través de videollamadas y entregan recomendaciones para consultas por síntomas asociados a COVID

Los pacientes con patologías cardiacas se caracterizan por ser de extremo cuidado, más en el contexto de pandemia que actualmente como país enfrentamos. Por eso surgen las interrogantes, relativas al cuidado diario y cómo actuar en el caso de complicaciones del estado de salud durante la cuarentena obligada por la contingencia sanitaria.

El doctor Manuel Novajas, cirujano cardiovascular del Hospital Dr. Gustavo Fricke SSVQ, se refiere a este tema. “El paciente cardiópata debe estar siempre pendiente de cuidar su entorno, de evitar los contactos, de no salir a controles que no sean justamente los necesarios. En particular el cardiópata tiene el inconveniente de que el corazón y pulmón trabajan en conjunto, si se enferma el pulmón, le afecta siempre al corazón y, en este caso, los pacientes que tienen cardiopatía crónica se pueden ver descompensados por una afección pulmonar más fácil que otro paciente. Así que en este caso, las recomendaciones tradicionales para ellos deben ser más enfáticas” indicó.

En el caso de que un paciente cardiaco presente síntomas asociados a COVID, o bien, esté contagiado, el especialista recomienda que el usuario en primer lugar se contacte con su médico tratante y así observar la evolución sintomatológica, antes de acercarse a un centro asistencial argumentando que “como todo paciente desde que sale positivo en adelante hay que observar su evolución clínica, no apresurarse a consultar si es que el paciente no se siente descompensado; no se siente mal. Si hay compromiso respiratorio; si hay fiebre persistente; si hay compromiso del estado general, indudablemente consultar pero si él se siente bien, tuvo fiebre un par de días , sin apremio ventilatorio, puede mantener su observación en la casa, siempre en contacto con algún profesional”.

Se ha demostrado que el COVID-19, también afecta directamente al corazón sin comprometer el área pulmonar.  Esto se denomina miocarditis, que es la inflamación del músculo cardiaco directamente por el virus y en el caso de pacientes cardiópatas, se debe ser un poco más precoz al consultar en el caso de presentar síntomas.

En general, el paciente cardiópata crónico conoce bien su enfermedad y su grado de estabilidad o inestabilidad. Ellos pueden percibir los cambios que la enfermedad provoca, así que deben estar atentos a posibles complicaciones. Por ende, la recomendación es que ante cambio evidentes de salud, es mejor consultar a un especialista. Precisamente, el cirujano cardiovascular señala que el paciente cardiópata agudo está consultando más tarde argumentando que “el usuario que tiene algún dolor al pecho, sugerente infarto o una precordalgia deja evolucionar más tiempo en la casa y por eso, han llegado pacientes más complicados a consultar producto de este contexto de pandemia”.

Para evitar esto, es clave  generar las condiciones para que los pacientes con patologías cardiacas, se sientan cómodos al momento de efectuar las consultas en el centro asistencial. Por este motivo, el hospital dispuso áreas exclusivas para tratar las urgencias de pacientes con afecciones respiratorias y no respiratorias, con el fin de brindar una atención oportuna y segura a los usuarios.Otro factor importante es que cada paciente a pesar del contexto de pandemia, siga al pie de la letra, el tratamiento recomendado por su médico. En esa línea, se ha establecido la entrega de fármacos domiciliaria o en los centros de atención primaria de salud más cercano al hogar del paciente y por un tiempo más prolongado dependiendo de la cardiopatía que presente cada uno.

Sumado a estas medidas, el hospital y los médicos tratantes hacen un seguimiento exhaustivo a cada paciente cardiaco utilizando las videollamadas como herramienta angular  para efectuar los controles habituales desde el hogar, fiscalizando entre otros hábitos el mantenimiento de la dieta indicada y el suministro adecuado de los fármacos.

También,  por esta misma vía se está realizando de forma dirigida la rehabilitación de pacientes con las indicaciones iniciales para cada uno y posteriormente con controles a distancia.

 

Bryan Antonio Escalona Hernández

Periodista