Columnas de opinión en Radio Ruta Opinion

“Pensión de Alimentos” Columna de opinión del abogado Carlos Rivers

Las pensiones de alimentos están reguladas en la Ley N° 14.908 sobre Abandono de Familia y Pago de Pensión de Alimentos y en los artículos 321 y siguientes del Código Civil, en el Párrafo XVIII “De los Alimentos que se deben por ley a ciertas Personas”, Libro I. En este sentido, el artículo 321 del Código Civil establece que se deben alimentos: “1º. Al cónyuge; 2º. A los descendientes; 3º. A los ascendientes; 4º. A los hermanos, y 5º. Al que hizo una donación cuantiosa, si no hubiere sido rescindida o revocada.” Asimismo, esta obligación de alimentos debe habilitar al alimentado para subsistir modestamente de un modo correspondiente a su posición social. Incluso proporcionar al alimentario menor de 21 años la enseñanza básica y media. Esta obligación corresponde hasta que los descendientes cumplan veintiún años, salvo que estén estudiando una profesión u oficio, caso en el cual cesarán a los veintiocho años, o que les afecte una discapacidad física o mental que les impida subsistir por si mismos.

Por otra parte, los tribunales competentes para conocer de este tipo de materias de pensión de alimentos son los Juzgados de Familia del domicilio del alimentante o del alimentario, a elección de este último. Así, de las demandas de aumento de alimentos, conocerá el mismo tribunal que decretó la pensión o el del nuevo domicilio del alimentario, a elección de éste y de las demandas de rebaja o cese de la pensión conocerá el tribunal del domicilio del alimentario.

Ahora qué sucede en caso de incumplimiento, por parte del alimentante, de su obligación legal. Pues, el artículo 14 de la Ley de Alimentos, establece distintas medidas de apremio en contra del infractor, las cuales son: Arresto nocturno, desde las 22 a 6 horas; Retención de impuestos por parte de Tesorería en el mes de marzo de casa año; Arraigo Nacional; Suspensión de Licencia de Conducir y Retención Judicial por parte del empleador del obligado.

Estas gestiones son de tramitación expedita en los Juzgados de Familia correspondientes, en virtud del principio de celeridad y del interés superior del niño; y, en caso de no ser habido el alimentante, se deben adoptar todas las medidas a fin de determinar a la brevedad con su paradero. También es preciso señalar que los tribunales, al momento de determinar y fijar una pensión de alimentos, lo harán en consideración a dos principales factores: por una parte, el estado de necesidad del alimentario –considerando sus gastos ordinarios y extraordinarios-, y, por otra, la capacidad económica del alimentario.

Por Carlos Rivers, Abogado

WhatsApp chat